protegernos-del-sol-jardin-pergola

Cómo protegernos del sol en el jardín de nuestro hogar

Aunque el sol es útil para la producción de vitamina D, la cual es vital para que nuestro organismo funcione de manera correcta y para que nuestra piel se forme de manera normal, debemos aprender a protegernos del sol en el jardín para evitar causar daños irreparables a nuestra piel.

Y es que, aunque el sol sea un ingrediente esencial para la generación de esta vitamina, el mismo también es el causante de diversas enfermedades en la piel. ¿Quieres saber cuáles son las formas más efectivas con las que podrás protegerte del sol? ¡Sigue leyendo!

La importancia de protegernos del sol

Aunque muchas personas no prestan atención al cuidado constante de la piel ante los rayos solares, la verdad es que siempre debemos mantenernos protegidos si queremos evitar la aparición de problemas cutáneos en un futuro.

Tal vez no lo sepas, pero el sol provoca que las células productoras de melanina aporten más color a la piel para protegerla. Esto es lo que provoca lo que todos conocemos como bronceado

Sin embargo, cuando este proceso se repite de manera continua durante un largo periodo de tiempo, se pueden generar quemaduras en la piel, que dan paso a otras patologías como manchas, hongos, envejecimiento prematuro, melanomas e incluso cáncer. Los cuales afectarán considerablemente la apariencia estética de la misma.  

¿Qué efectos negativos tiene el sol en nuestra piel?

Como te mencionamos en líneas anteriores, los rayos ultravioleta producidos por el sol, son los responsables del 90% de las enfermedades en la piel conocidas hoy en día. Todo esto, además de afectar la salud general de nuestra piel, también puede afectar nuestra salud física y estado emocional.

Entre las consecuencias específicas que se atribuyen a la sobre exposición de la luz solar en la piel, se encuentran las siguientes:

  • Muerte de células.
  • Melanomas.
  • Tumores.
  • Quemaduras solares.
  • Hongos.
  • Cambio de tono de piel.
  • Cambios en el cuero cabelludo y el cabello.
  • Descamación.
  • Piel seca.

¿Es posible protegernos del sol en nuestro jardín?

Aunque muchos piensen que no es necesario tomar ninguna medida de protección al estar en nuestros hogares, la verdad es que no es así. Y menos si nos encontramos en zonas tan expuestas como nuestro jardín, ya sea manteniendo nuestras plantas en buen estado, haciendo actividades en familia, etc.

Seamos honestos, aunque estemos en la comodidad de nuestro hogar, el sol sigue brillando con la misma intensidad, y más aún si nos exponemos en las horas que se encuentra más intensificado, las cuales serían entre las 10:00 am y las 04:00 pm.

Nunca subestimes la fuerza de los rayos solares, pero por supuesto que podemos protegernos en nuestro jardín. De hecho, hay muchas maneras de hacerlo, ya sea construyendo pérgolas de madera, utilizando bronceador solar, ropa adecuada y muchos más métodos que te mencionaremos en las próximas líneas. 

¿Cuáles son las mejores formas de protegernos del sol en el jardín?

Empecemos con las estructuras que puedes construir en tu jardín para empezar a protegerte y proteger a tu familia de los violentos rayos ultravioleta.

Haz pérgolas de madera

En primer lugar, comencemos con estas preciosas estructuras que aportarán un plus a tu jardín. Se trata de las pérgolas de madera, la cual consiste en cuatro columnas y un techo de madera que es capaz de bloquear los rayos solares y proteger a las personas de las gotas de lluvia o la nieve.

También es muy conocida por ser un sitio ideal para hacer crecer elegantes plantas de enredadera y permitir que las mismas cubran toda la estructura. Son resistentes a la humedad y al agua en general, gracias a que son fabricadas con madera de propiedades impermeables, sin olvidar que son revestidas con un sellador especial.

Son ultra duraderas en el tiempo y, sin duda alguna, quedarán genial con el ambiente de cualquier tipo de jardín, puesto que, se pueden fabricar en diversos tamaños, formas, modelos e incluso se pueden pintar con tus colores favoritos. Es por ello por lo que, es una opción que no puedes dejar de considerar.

Usa toldos

Existe una gran variedad de toldos que pueden adaptarse a la perfección con cualquier espacio. Estos pueden ser con soportes al suelo, columnas o simplemente una lona que atarás a puntos estratégicos de tu jardín, la cual podrás retirar siempre que quieras.

Haz uso de un cultivo de protección

Los cultivos de protección consisten en un dosel hecho de lona, rodeado por plantas en su estructura que impidan la penetración de rayos solares por los costados de la estructura.

Utiliza pérgolas de madera con lona

Volvemos con las pérgolas de madera, y es que, sin duda, son una opción genial para protegernos del sol en el jardín de nuestro hogar. En este caso hablamos de una estructura semicerrada de madera, la cual podemos reforzar con lona en su techo para evitar al máximo la penetración del sol.

Sin olvidar, que esta también es una opción que nos proporcionará protección contra la lluvia y diversos elementos climáticos.

¿De qué otras maneras podemos protegernos del sol?

Como verás, idear soluciones para protegernos del sol en el jardín no es nada complicado en cuanto a edificaciones, estructuras o pérgolas de madera. No obstante, también hay otras medidas que debemos adoptar para maximizar este efecto. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

Utiliza protector solar

Emplear protector solar 50 + en todo nuestro cuerpo es la mejor manera de asegurarnos de que nuestra piel está protegida de los rayos ultravioleta. Puesto que, tal vez no conoces este dato, pero los mismos tienen la capacidad de atravesar incluso materiales como la lona, por lo que no podemos confiarnos.

Además, con su uso podremos hacer actividades de jardinería, jugar con nuestros hijos, tomar el té o cualquier otra tarea bajo el sol, sin sufrir daños severos en la piel.

Hidrata tu piel

Hidratar la piel antes y después de la exposición al sol es primordial para conservar su elasticidad, ya que, la misma pierde cantidades considerables de agua en la dermis, lo que puede provocar una pérdida de vitalidad prematura.

Utiliza ropa que te proporcione protección

Elementos como los sombreros, faldas hasta el tobillo, vaqueros, blusas de manga larga, gafas de sol, etc., nos pueden ayudar a obtener una protección mucho mayor, lo que evitará posibles quemaduras solares.

No te expongas demasiado a los rayos solares

Sabemos que esto es algo imposible cuando hacemos trabajo de jardinería, por ejemplo, pero puedes intentar hacerlo en horas en las que el sol no sea tan intenso

Una idea de estas pueden ser el periodo de 6:00 am hasta las 8:00 am, o de 5:00 pm hasta las 7:00 pm. Verás que en estos horarios, el sol estará agradable y causará menos daños en tu piel.

En resumen, nunca subestimes lo que el sol y los rayos ultravioleta pueden causar en tu piel, sé precavido y empieza a cuidarte antes de que sea demasiado tarde.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s